pmo_proyecto_en_si_mismo.jpg

El talento humano en la organización
Cualquiera sea su tamaño, las empresas están integradas por personas, debido a esto se les llama también organizaciones, siendo estas personas fundamentales para el logro de los objetivos de la empresa u organización.
Las personas que integran las empresas son las más conocedoras de cada uno de sus procesos y actividades, fundamentales para el logro de los objetivos proyectados en la planeación estratégica, que cada una de las empresas no importa su tamaño han idealizado, no solo para su crecimiento sino también para obtener reconocimiento a nivel empresarial, aquí es donde las personas que integran la organización deben estar acompañadas de los mejores talentos y actitudes los cuales permitan ser competentes en cada una de las actividades desempeñadas dentro y fuera de la organización, pero no se puede olvidar la actitud que no es más que el comportamiento que emplea un individuo para hacer las cosas, en este caso la disponibilidad, el compromiso, la pasión, el sentido de pertenencia por cada una de las acciones involucradas dentro de la organización, en este sentido, puede considerarse como cierta forma de motivación.
La mejor forma de detectar el talento en las personas es realizando un reclutamiento y una selección de personal con profesionalismo y responsabilidad que permita involucrar personas con verdadero potencial en el desarrollo de un conjunto de habilidades en beneficio de las organizaciones.
Igualmente tenemos que mencionar el cuidado y la fidelización del talento humano, evitando mayores costos y traumatismos en las operaciones normales de las empresas, generando ambientes favorables que permitan motivación, compromiso y productividad, identificar las necesidades de las personas para encaminar programas, capacitar y desarrollar a los empleados continuamente, diseñar e implementar programas de bienestar, permitiendo mayor apoyo en las decisiones tomadas por los líderes de la organización.
Indudablemente en las empresas u organizaciones tenemos que hablar de un gana gana, donde, al personal se le pide compromiso, entusiasmo y sobre todo trabajo duro y a la empresa se le pide incentivos, beneficios y mejores salarios.
El retener el talento humano se convierte no solo en su principal estrategia sino que además el contar con talento humano altamente calificado y motivado permite a la empresa mayor ventaja competitiva con relación a las otras empresas del mismo sector.
LINDELIA PERALTA PAULA
Administradora de Empresas
Especialista en Gerencia y Mercadeo